martes, 12 de febrero de 2019

Juego con la Ciencia ¿Cómo hacer un aerodeslizador casero?

Si te gusta hacer carreras y en casa tienes un CD viejo, te propongo que hagas un vehículo fácil y muy entretenido con el que podrás jugar y divertirte.
Se trata de hacer un aerodeslizador, igual que han hecho esta semana los alumnos del taller “Juego con la Ciencia”. 
Necesitas materiales que seguro tienes en casa. Pídele a tu madre o a tu padre que no tire el tapón del jabón líquido de fregar los platos (tipo válvula), ya que será imprescindible para nuestro vehículo. ¡No seas impaciente y no lo cojas hasta que se acabe el bote!  Puedes encontrar este tipo de tapón, también, en algunas botellas de agua. 
Consigue  además un globo, cinta aislante y pegamento rápido o silicona caliente.
El procedimiento es el siguiente: pega con pegamento el tapón, con la  válvula abierta, al CD, justo en el centro, y asegúrate de que queda bien pegado. Coloca un globo sobre el tapón y envuelve bien con cinta aislante la unión de ambos para que no se salga el aire. Este paso es importante que lo hagas bien. 
Ahora, solo queda inflar el globo y dejarlo sobre una superficie lisa. ¡Ya verás cómo se desliza! Se seguirá moviendo hasta que se salga todo el aire del globo. ¡Incluso es capaz de bajar los peldaños de una escalera!

Si compites con tus amigos, ganarás si tu globo es el que está más inflado y mejor sellado. ¡Suerte!

domingo, 10 de febrero de 2019

El gen Sklodowska (mujer y ciencia)

Hace unas décadas, era impensable que la figura de un médico no fuera masculina. Hoy en día, el ejercicio de la profesión médica se reparte de forma bastante equitativa por géneros. Hace años que la mitad de los licenciados en Química son mujeres, igual que en Matemáticas o en Biología. Sólo el cómputo de las Ingenierías y Arquitectura se muestra como mayoritariamente masculino, con una diferencia de 3 a 1.
https://www.instagram.com/teijihayama/
El género empieza a pesar conforme se avanza en la carrera académica. Ambos sexos se mueven en igualdad de términos (cuando no, un mayor porcentaje de alumnas matriculadas y egregadas), hasta que llega la contratación. El primer corte viene con la titularidad (60% hombres, 40% mujeres); y el segundo, con la cátedra (atención: 80% hombres, 20% mujeres). Esas son las cifras del techo de cristal de la universidad española. En el CSIC, el total de profesores de investigación (categoría superior) que son mujeres apenas llega al 25%. Según la Agencia Andaluza del Conocimiento, el índice de techo de cristal de la mujeres investigadoras en la comunidad autónoma está en un 1.88 sobre un máximo de dos puntos –y no griten demasiado: la buena noticia es que, hace seis años, estábamos en un 1.96–. A nivel europeo, las mujeres –indica el último informe She Figures– están infrarrepresentadas entre los investigadores (33%), y sus contratos son más precarios. Traducidos a diagrama, en fin, los datos tienen forma de tijera a partir del doctorado y la contratación.

El tornillo de la tijera –como en tantos caso, pero aquí, definitivo– suele ser la maternidad: “Sí es verdad que ese es el momento en el que surge la duda de si todo el sacrificio merece la pena –comenta la bióloga marina y portavoz de la plataforma Oceánicas, Ana Morillas–. En investigación no hay tantos puestos de trabajo, y la estabilización laboral es difícil. Hay muchas que hemos renunciado, en un sentido u en otro: deja a tus niños pequeños, aunque sea quince días, para una campaña oceanográfica, más los congresos, estancias, cursos... Yo recuerdo que no pude hacer la convocatoria de las oposiciones que me tocaba porque estaba en Palma, embarazada de mi hijo, y no podía volar. Hace poco, una compañera ha estado en el mismo caso y ha podido examinarse por vídeo-conferencia. Todo avanza, pero cuesta mucho...”

"España es un país que está por encima de la media europea en porcentaje femenino de personal investigador (39% frente a apenas el 30%), con un quinto en catedráticas, bastante superior también a la media europea”, comenta la catedrática de Química Inorgánica de la Universidad de Sevilla, Adela Muñoz Sáez. Entre los datos curiosos, países como Alemania (18%) o Austria (23%) cuentan con porcentajes de menos de un cuarto de mujeres estudiando ingeniería o arquitectura. Muñoz Páez –autora de distintos libros de divulgación e involucrada en la obra teatral Científicas, pasado, presente... y futuro– da una explicación: las mujeres cuervo. “Esa era la consideración social en Alemania de las madres que no se dedicaban a criar a sus hijos al 100%, aplicable a las mujeres científicas. Afortunadamente, en Alemania se han dado cuenta de que se están perdiendo mucho talento y hay leyes de discriminación positiva en muchos ámbitos”. Sin embargo, la catedrática apunta que se está experimentando una “regresión en muchos ámbitos, con cuestiones como la crianza del apego y demás. La presión social es bestial. En mi época, la situación de la mujer era dura y había que mejorarla, y ahora tenemos todas estas exigencias y la precariedad laboral, que afecta a todo el mundo. Que una mujer pretenda tener un hijo, con o sin pareja, es un milagro. Como siempre, cada vez que se complican las cosas, paga el eslabón más débil”.

Un hijo claro de esta problemática es, por supuesto, el techo de cristal: “Hace veinte años que el número de licenciadas es el mismo que el de licenciados, pero el de catedráticas está estancado en el 20% –comenta Adela Muñoz Sáez–. Y eso, a pesar de que hay leyes que fuerzan a que haya mujeres, por ejemplo, en los tribunales. Al final, la gente elige lo que ha existido siempre: hombres. Las mujeres llegan a lo alto cuando hay pruebas objetivas anónimas”.

“En la mayoría de las carreras de ciencias –continúa Muñoz Sáez–, la presencia de las mujeres se ha incrementado mucho o es paritaria. Pero sigue bastante estancada la percepción social. Y la presencia las mujeres en premios o en academias es minoritaria”.

En 1997 –recuerda la propia catedrática en el artículo La larga marcha de las científicas– las profesoras suecas Wenneras y Wold publicaron en Nature un estudio que mostraba que, de forma sistemática, el Consejo de Investigación Médica sueco había concedido mejores puntuaciones a los hombres ante trayectorias similares. Horror. Ni el campo científico ni la sociedad escandinava estaban libres de pecado. De ese informe, surgió la primera directriz europea para evitar sesgos de género.

Los referentes femeninos, por lógica histórica, no han sido muchos, pero su ausencia como referentes es abismal. La bióloga marina Sylvia Earle recibió el premio Princesa de Asturias de la Concordia el año pasado por su contribución a la salvaguarda de los océanos. Tiene 83 años: podría haber servido de modelo a cualquiera de las científicas entrevistadas aquí. No lo era. Se animaron a estudiar ciencia por rebeldía, por Cousteau, por Félix Rodríguez de la Fuente, por los documentales de la BBC. Oceánicas surge como un proyecto amparado por el Instituto Español de Oceanografía y del FECYT para paliar esta anemia. Su página cuenta con entrevistas a mujeres relevantes de la Oceanografía actual, perfiles de investigadoras actuales y biografías de “pioneras”. Se pretende también crear una plataforma para que las investigadoras puedan explicar y contar directamente lo que están haciendo: “Hemos ido recopilando las huellas de muchas mujeres luchadoras, sin estudios especializados, que contribuyeron con su interés y curiosidad a la ciencia, aportando información fundamental sobre la clorofila, sobre el cultivo de medusas... –explica Ana Morillas–. Nombres como Jeanne Villepreoux, Marie Tharp o Jimena Quirós, la primera española en participar en una campaña oceanográfica”.
http://www.ditovontease.com/classicool/
Por si esto fuera poco, está el problema del autoconcepto: “Muchísimas veces, en el laboratorio, le das una pipeta a una alumna y se la pasa al compañero –comenta Marta Sendra–. Hay estudios científicos sobre esto. Está la prueba del ejercicio ciego: explicas una lección determinada en una clase y después pones un ejercicio que sabes fehacientemente que, con lo que acabas de explicar, nadie va a saberlo resolver. Pides que te entreguen lo que tengan. La mayor parte de los chicos te entregan algo: apenas hay chicas que lo hagan, y se resisten cuando intentas recoger lo que tienen. Pero luego, quienes se han acercado más a la solución, son las alumnas”.

Para Sendra, esto se debe a un “perfeccionismo excesivo” que puede ser muy peligroso: “Las mujeres tienen, tenemos, un gran miedo al fracaso –continúa–. Nos han inculcado que lo que hacemos es secundario, y a no molestar. No es un asunto nimio: hay un montón de problemas mentales relacionados con la represión y con la ira. Y claro, luego, si te enfadas o lloras, como ya has aguantado un montón, es fácil que digan: menuda histérica”.

“Los chicos no escogen en mayor cantidad el campo científico porque sean mejores: lo hacen porque creen que son mejores”, dice la socióloga Shelley Correll. Para las investigadoras de IEO, la diferencia de sesgo puede ser más cultural y menos de autoestima: “O eso espero –dice Marian Torres–. Creo que más bien piensan que las cosas de ciencias son carreras de chicos, y ni se lo plantean. No computan”.

https://www.diariodecadiz.es/provincia/Mujer-Ciencia_0_1326467605.html

jueves, 31 de enero de 2019

El IES SJdD en el programa Ciencias Around You

El alumnado de 1º de bachillerato de Ciencias y 4 alumnos/as de 3º de ESO (premiados en el proyecto ALUMNOS/AS+) han visitado la Facultad de Ciencias, participando en cuatro interesantísimos talleres que van desde la viticultura hasta la absorcion del carbono activo o la experimentación electroquímica.
Ciencias Around You es un programa de divulgación científica dirigido preferentemente a alumnos de 4º ESO y 1º de Bachillerato que visitan la Facultad de Ciencias de la Universidad de Cádiz y participan en los talleres “Experimenta en el Laboratorio”, dónde a través de una serie de experimentos pueden descubrir la Biotecnología, Enología, Ingeniería Química y Química, así como a través de una serie de problemas lógicos de Matemáticas se pretende despertar su curiosidad por la Ciencia haciéndoles partícipes por un día, de la vida universitaria.

miércoles, 23 de enero de 2019

Ruta por el Pinsapar. Forestales en la Sierra de Grazalema

Los grupos de Forestales (GFMN, ACMN y FPB) han realizado la preciosa ruta del Pinsapar.
Día con viento y niebla... Bastante frío, sobre todo en zonas donde soplaba el viento.
El pinsapar es un bosque denso y sombrío, acompañado de encinas y quejigos, y constituye la formación vegetal más característica y definitoria de nuestra sierra. Además del enorme valor biogeográfico que tiene, reúne unas condiciones paisajísticas muy notables por lo escarpado y espectacular del relieve sobre el que se asienta. 

Hemos podido observar diferentes especies arbóreas, arbustivas y herbáceas, y algunas especies de la fauna característica de la zona, como cabras montesas y buitres leonados.

domingo, 13 de enero de 2019

Investigación en 3º de ESO


En el trimestre pasado los alumnos/as de 3º ESO  expusieron sus trabajos científicos que llevaban realizando varias semanas. 
Se trataba de seguir  el método científico en el proceso de germinación  de semillas. Cada grupo eligió la variable independiente que quería comprobar, como cantidad de agua de riego, tipo de sustrato utilizado, cantidad de luz etc. Ya llevaban varias semanas observando el crecimiento de las semillas sembradas en los sustratos elegidos, y anotando y fotografiando los resultados,  bien cada varios días, o bien cada semana, según la variable estudiada.
Los pasos a seguir en el método científico son, observación, elaboración de una hipótesis, diseño de la fase experimental, (estableciendo las variables independiente, dependiente y controlada), toma de datos, elaboración de una ley y difusión de las conclusiones. Para esta última etapa, los alumnos elaboraron una power point con todos los resultados, así como fotografías de sus experiencias.
Los trabajos han sido excelentes.
A principio de curso decidimos que no íbamos a utilizar, como hasta ahora, batas de laboratorio. 
Los cursos anteriores, comprábamos batas de un solo uso que intentábamos que nos duraran el curso completo. Pero salían caras y se rompían con facilidad. Así que se nos ocurrió diseñar una camiseta que reemplazara la bata y que les sirviera en años sucesivos. Lo comenté con los alumnos/as y pedí voluntarios/as para hacer un  dibujo que pudiéramos estampar en la camiseta.
El resultado aparece en la fotografía. 
Me presentaron varios diseños muy bonitos,  pero el más adecuado era el del microscopio, realizado por una alumna de 3º ESO y que tuvo gran aceptación.
Ahora pueden  personalizarla y poner, si quieren, su nombre por detrás con un sistema fácil, barato y sobre todo, reversible que se pega con una plancha.

sábado, 22 de diciembre de 2018

Solsticio de invierno: 10 cosas que tienes saber sobre el invierno

INICIO- El invierno del Hemisferio Norte (y el verano en el Sur) comienza el 21 de diciembre a las 23h 23 m hora peninsular (22h 23m en Canarias).

http://fotosmiguelroa.blogspot.com/2008/02/patio-del-ies-san-juan-de-dios-antiguo.html
DÍAS CORTOS - En el día del solsticio de invierno tiene lugar la noche boreal más larga. En ese día, en Madrid la noche tendrá una duración de 14 horas y 43 minutos, mientras que tan sólo habrá 9 horas y 17 minutos de luz solar. Por extraño que parezca, el día más corto del año no es el día en el que el Sol sale más tarde ni tampoco es el día en el que el Sol se pone antes. Ello es debido a que la órbita de la Tierra es una elipse y el eje de esta elipse no tiene nada que ver con la inclinación del eje terrestre que define las estaciones. El atardecer más temprano de 2018 tuvo lugar el día 8 diciembre, mientras que el amanecer más tardío de este invierno se producirá el 4 de enero de 2019.

DISTANCIA DEL SOL- En el solsticio de invierno, el Polo Norte de la Tierra se encuentra más alejado del Sol que el Polo Sur. Visto desde la Tierra, el Sol se encuentra a mediodía en el "Trópico de Capricornio", su posición más austral posible. Se da la circunstancia paradójica de que el invierno del hemisferio norte llega cuando la Tierra, en su movimiento elíptico alrededor del Sol, se encuentra lo más cerca posible del astro rey. El punto más cercano, denominado PERIHELIO se alcanzará el 3 de enero de 2019, cuando la Tierra se encuentre a una distancia ligeramente mayor de 147 millones de kilómetros del Sol, esto es, 5 millones de kilómetros más cerca que en la posición del afelio por la que pasamos el 6 de julio pasado.

SOL QUIETO- Los días anteriores y posteriores al día 21 la altura máxima del Sol en el cielo a mediodía no cambia mucho en el cielo. De ahí proviene palabra solsticio que significa 'Sol quieto'.

POLO NORTE- En el Polo Norte, la noche que comenzó el 22 de septiembre llega a su punto medio, quedan otros tres meses de noche hasta que llegue la primavera.

ECLIPSE TOTAL DE LUNA- La primera luna llena del invierno se dará el 22 de diciembre. Durante la siguiente luna llena, que tendrá lugar el día 21 de enero, tendrá lugar un eclipse total de Luna que será visible desde América, África y Europa. Desde España, la zona más favorable para su observación será el Noroeste.

ECLIPSE PARCIAL SOLAR- Los días 5 y 6 de enero tendrá lugar un eclipse parcial de Sol que sólo será visible desde el noreste de Asia y desde el Pacífico norte.

PLANETAS- Durante los amaneceres de este otoño serán visibles Venus, Júpiter y Saturno, este último desde mediados de enero. El 2 de febrero se producirá una ocultación de Saturno por la Luna que será visible desde la Península y Baleares. Marte será visible tras el atardecer.

CUADRÁNTIDAS.- La lluvia de meteoros más importante del invierno es la de las Cuadrántidas que tiene su máximo en torno al 3 de enero. Este invierno la Luna se encontrará en cuarto menguante (el novilunio tendrá lugar el día 6) y no será un problema para la observación de estas estrellas fugaces.

DURACIÓN- Este invierno durará 88 días y 23 horas. Terminará el 20 de marzo de 2019 con la llegada de la primavera. El invierno es la más corta de las cuatro estaciones. Ello es debido a la Segunda Ley de Kepler: la línea que une la Tierra al Sol barre áreas iguales in tiempos iguales. Por encontrarse ahora la Tierra en sus posiciones de mayor proximidad al Sol, va moviéndose con mayor velocidad, lo que se traduce en la menor duración del invierno respecto de las otras tres estaciones.


Fuente: https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/ciencia/2018/12/21/5c11482bfc6c838a4e8b45b7.html

sábado, 15 de diciembre de 2018

Proyecto SENDEROS

Varios departamentos del IES SJdD (Forestales, Educación Física, Biología, Geografía, Lengua, Inglés y Francés) en coordinación con el Ayuntamiento de Medina Sidonia, han puesto en marcha un proyecto integrado donde el alumnado mejorará, analizará y elaborará una guía de diferentes senderos de la localidad para la consulta y el uso recreativo de cualquier ciudadano.
Un nuevo ejemplo de APRENDIZAJE-SERVICIO en nuestro centro.
 

miércoles, 12 de diciembre de 2018

Ciencia en Alhucemas

Hoy hemos realizado una actividad de divulgación científica en la Asociación de mujeres Alhucemas, incluida en el programa Proeducar "Ciencia en tu Cocina".
Hemos explicado mediante una presentación algunos de los experimentos realizados.
Entre otras cosas hemos demostrado científicamente la necesidad de lavarse las manos, cómo elaborar alimentos utilizando microorganismos y la eficacia de las técnicas tradicionales de conservación de alimentos.
La presentación fue realizada por las alumnas Julia González, Marta Matalobos, Esther Payán y Patricia Roldán.
Agradecemos la colaboración de las mujeres de la Asociación, que nos han facilitado todo lo necesario y nos han hecho sentir como en nuestro laboratorio.

martes, 11 de diciembre de 2018

Por fin sabemos lo que acabó con la vida marina en la extinción más mortal de la historia

Hace aproximadamente 252 millones de años, la Tierra experimentó una devastación catastrófica, una extinción tan grave que acabó con casi toda la vida en la Tierra. Desapareció el 70% de todas las especies de vertebrados terrestres y el 96% de todas las especies marinas, incluyendo el famoso trilobites, que había sobrevivido a otros dos sucesos de extinción masiva.  
La extinción masiva del Pérmico-Triásico (PT), llamada también de manera informal la Gran Mortandad,​ ha sido la mayor extinción ocurrida en la Tierra en los últimos 500 millones de años.  Numerosas ramas evolutivas del árbol de la vida fueron cercenadas, dejando muy pocos representantes disponibles para repoblar el planeta. Durante largo tiempo la Tierra solo fue un páramo desértico dominado por los hongos.
Está ampliamente aceptado que el cambio climático fue el culpable y parece probable que fuera una persistente actividad volcánica en Siberia la que extendió tanto material a la atmósfera, que envolvió al mundo en un manto de cenizas durante un millón de años, bloqueó la luz solar, adelgazó la capa de ozono, y provocó la lluvia ácida y el aumento de las temperaturas.

Ahora un grupo de científicos ha demostrado lo que borró la vida marina: el aumento de las temperaturas aceleró el metabolismo de las criaturas del océano, lo que aumentó sus necesidades de oxígeno, y esto provocó su debilitamiento y su incapacidad para sostener esas formas de vida.
Literalmente, los animales se asfixiaron.
"Esta es la primera vez", dijo el oceanógrafo Justin Penn, de la Universidad de Washington, "que hemos hecho una predicción mecanicista sobre la causa de la extinción que se puede probar directamente con el registro fósil, y que a su vez nos permite hacer predicciones sobre las posibles causas de extinción en el futuro ".
El equipo llevó a cabo una simulación por ordenador de los cambios que la Tierra experimentó durante la Gran Mortandad. 

Antes de las erupciones volcánicas de Siberia, las temperaturas y los niveles de oxígeno eran similares a lo que son hoy, lo que les dio una buena base para trabajar.
Luego elevaron el nivel de los gases de efecto invernadero en la atmósfera del modelo, para imitar las condiciones después de la erupción, que elevó temperaturas de la superficie del mar alrededor de 11 grados.
Esto dio lugar a un agotamiento del oxígeno de alrededor del 76%. 
Para observar cómo esto afectaría a la vida marina, el equipo comprobó en la simulación los datos con las necesidades de oxígeno de 61 especies modernas. Fue un desastre.
"Son muy pocos los organismos marinos que se quedaron en los mismos hábitats en los que estaban viviendo: era huir o morir", dijo el oceanógrafo Curtis Deutsch, de la Universidad de Washington.
Las más afectadas eran las criaturas más sensibles al oxígeno, y la devastación más pronunciada se daba en las latitudes altas, lejos del ecuador. Cuando el equipo comparó sus resultados con el registro fósil, confirmó sus hallazgos.
Esto se debe a que los animales que viven en las aguas cálidas alrededor del ecuador pueden migrar a latitudes más altas, donde encontrarán hábitats similares a los que acaban de dejar. Pero los animales que ya viven en latitudes más altas quedan sin ningún lugar adonde ir.
En total, los investigadores consideran que esta causa representó más del 50 por ciento de la pérdida de la diversidad marina de la Gran Mortandad. El resto fue probablemente causado por otros factores, como la acidificación por el CO2 de las erupciones siberianas y una fuerte disminución de la vida de las plantas causada por la disminución de la capa de ozono.
 
Deberíamos estar preocupados y prestar atención a esto, según los investigadores. Ese aumento de temperatura de 11 grados centígrados se registró en unos pocos miles de años.

Desde 1880, la temperatura media de la Tierra ha aumentado en 0,8 grados centígrados y dos tercios de ese aumento se ha producido desde 1975. Y el calentamiento de los océanos de la Tierra se está acelerando .
"Bajo un escenario de emisiones, como hasta ahora, para el año 2100 el calentamiento de la capa superior del océano se ha acercado a un 20% del calentamiento a finales del Pérmico, y para el año 2300 se alcanzará entre el 35 y el 50 por ciento", dijo Penn .
"Este estudio pone de relieve el potencial de una extinción en masa que surge de un mecanismo similar bajo el cambio climático antropogénico".

Piénsalo.

La investigación ha sido publicada en la revista Science.

lunes, 10 de diciembre de 2018

Enseñando a sus compañeros/as. Plan Aprende en Biología


"Esta experiencia ya la hice en cursos anteriores, y resultó una actividad enriquecedora para los alumnos. Consistió en invitar a alumnos de 1º Bachillerato a ser monitores de sus compañeros de cursos inferiores, en este caso, de 3º ESO.
Les enseñaron el manejo del microscopio óptico, con la clásica práctica del epitelio de cebolla. Para ello, primero repartimos el guión de prácticas y los materiales necesarios para su realización. Cada uno de mis ayudantes se encargó de una mesa de laboratorio, donde se sientan 5 alumnos, y comenzaron la práctica. Primero procedieron a recordarles las partes del microscopio. Ellos ya habían rellenado, previamente, un esquema de las partes del mismo y habían visto, en la pantalla, una animación flash de su uso. A continuación indicaron cómo se monta una preparación para su observación y ellos tenían que hacerla siguiendo sus instrucciones. Primero sin teñir y luego teñida, utilizando como colorante azul de metileno.
El resultado lo tenían que reflejar en su cuaderno de prácticas y contestar a las cuestiones que se planteaban en el guión correspondiente.
Los alumnos observaron perfectamente las células vegetales, con su pared celular y sus núcleos coloreados de azul.
La sesión transcurrió sin alboroto alguno. Incluso tuvieron tiempo de hacerles algunas preguntas a sus compañeros-alumnos para comprobar si se habían enterado bien de la práctica.
Para mí fue muy divertido y también una clase ¡muy relajada!"
Elena Infante Fernández, profesora de Biología y Geología